Home

Las relaciones bilaterales. Historia

Rumanía y España, aunque países ubicados en los dos extremos de Europa desde el punto de vista geográfico, han tenido numerosos acercamientos y conexiones a lo largo de la historia. El emperador Trajano, una de las figuras centrales de nuestra historia antigua, nació en la Bética, actual Andalucía. La Corte de Castilla envió embajadores a la Corte de Moldova de Esteban el Grande. Pero las primeras relaciones políticas directas hispano-rumanas se remontan al siglo XV, cuando el príncipe de Transilvania, Iancu de Hunedoara y el rey Alfonso IV de Aragón firmaron un tratado de cooperación.

En el siglo XVI, los contactos entre los rumanos y españoles se intensificaron, sobre todo en el campo cultural y en el siglo XVII, los cronistas Grigore Ureche y Miron Costin, los historiadores y cronistas de Transilvania, Constantin Cantacuzino y el erudito ilustre caballero de formación enciclopédica de Moldova, Dimitrie  Cantemir, proporcionaron varias noticias sobre España y los españoles.

España reconoció la independencia del Estado rumano el 12 de abril de 1880, la valentía y el coraje del ejército rumano siendo descritos de una forma excelente por los corresponsales españoles de prensa de la época.

El inicio de las relaciones diplomáticas rumano-españolas se remonta al 23 de junio de 1881, cuando fue fundada en Bucarest la Legación del Reino de España, dirigida por Juan Pedro de Aladro, encargado de negocios. Después de haber sido firmado el acuerdo comercial entre los dos países, en 1908, Rumania comenzó, en 1911, las gestiones para la creación de la Legación rumana en España, acontecimiento que se produjo el 15 de junio de 1913, bajo la dirección de George Cretzianu, en calidad de Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario.

En 1885 se puso en marcha el primer Consulado de Rumanía en España (un Consulado Honorario) a Barcelona, que ha sido elevado posteriormente, en el año1895, al rango de Consulado General. A este le siguió la creación de otros Consulados Honorarios en Cádiz (1890) y Valencia (1913) y después de la Segunda Guerra Mundial en las ciudades de Bilbao, Cartágena, Las Palmas, Málaga y San Sebastián. En Madrid va a crearse un Consulado General.

Durante el período de entreguerras, las relaciones rumano-españolas se caracterizaron por un estado de normalidad, tanto en el plano económico como político.

El 4 de abril de 1946, el Gobierno de Bucarest rompió las relaciones diplomáticas con el Gobierno del General Franco. El 22 de mayo de 1946, el Gobierno rumano reconoció al Gobierno de España en el Exilio y el 10 de octubre de 1947 estableció relaciones diplomáticas a nivel de Legación con este gobierno.

El 5 de enero de 1967, se firmó en París, el Acuerdo sobre el establecimiento de representaciones consulares y comerciales en las dos capitales, encabezadas por ministros plenipotenciarios. Diez años más tarde, el 21 de febrero de 1977, Alexandru Petrescu fue acreditado como embajador de Rumanía en España, y el 3 de mayo de 1977, el primer embajador de España en Bucarest, José Carlos González-Campo Dal-Re, presentó sus cartas credenciales como tal.

Después de diciembre de 1989 hubo una intensificación de las relaciones rumano-españolas y de los contactos, incluso al más alto nivel. Cabe destacar el apoyo fuerte y constante de España para la integración de Rumanía en la Unión Europea. España es un socio con el que Rumanía coopera estrechamente tanto en la UE como en la OTAN. Paso a paso, las relaciones bilaterales entre Rumanía y España han entrado en una nueva etapa.

El primer ministro de Rumania, Victor Ponta ha realizado el 22 de julio de 2013 una visita oficial a Madrid. Con esta ocasión fue recibido por S.M. el Rey Juan Carlos y tuvo consultas con su homólogo español, Sr. Mariano Rajoy, así como con el Sr. Ignacio González González, Presidente de la Comunidad de Madrid, con empresarios y con representantes de la comunidad rumana en España.  En base a la colaboración bilateral excelente y al potencial especial existente, los dos jefes de gobierno han decidido de dotar de un carácter estratégico la relación entre los dos países.

El dialogo a alto nivel entre los dos estados se desarrolló en 2015 con la visita oficial a Madrid del Presidente de Rumania, Klaus Werner Iohannis (13-14 de julio). El Presidente rumano ha sido recibido por S.M. el Rey Felipe VI y tuvo reuniones con el Presidente del Senado, Pio Garcia-Escudero y con el Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. Asimismo, el jefe del estado rumano se ha reunido con representantes de la comunidad rumana.      

El 23 de junio 2016 se han celebrado 135 años del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Rumanía y el Reino de España.

Olimpiada Internacional de Lectura - Rumanía (Constanța, 1-5 de septiembre de 2018)

04/11/18

El Ministerio de Educación Nacional de Rumanía organiza la Olimpiada Internacional con el tema “Lectura – habilidad para la …

Becas para los Cursos de Verano - Rumanía 2018

03/09/18

El Ministerio de Educación Nacional de Rumanía ha lanzado la convocatoria de becas para los Cursos de Verano de Lengua,…